fbpx
Tarta de queso con konjac

Tarta de queso con konjac

ShareTweetSaveShare

Tarta de queso con konjac

Productos2 ServingsTiempo de cocción30 mins

La tarta de queso, un postre que nunca falla y que gusta a todos. Existen mil versiones, aunque la gran mayoría tienden a ser muy calóricas así que no la podemos disfrutar tanto como nos gustaría. La versión de hoy, con harina de glucomanano de konjac es ideal ya contiene poquísimas calorías y resulta muy sencilla de preparar. Las grasas proceden de los frutos secos y los azúcares de las frambuesas de la mermeladas y de la miel. ¡0% azúcares añadidos!

Ingredientes

 1 huevo de gallinas felices
 1 yogur 0% natural
 1 cucharadita de miel
 ½ vaina de vainilla natural
 1 cucharada de mermelada de frambuesa sin azúcar
 25 grs de nueces en machacadas
 1 pizca de menta seca

Preparación

1

Precalentamos el horno a 160ºC.

2

En un vaso batidor ponemos el huevo junto con el yogur, la vainilla, la miel y la harina de Konjac. Batimos enérgicamente hasta integrar todos los ingredientes.

3

Colocamos la mezcla en dos moldes de silicona y llevamos al horno con calor arriba y abajo durante 20 minutos. Pasados los 20 minutos, sacamos del horno y dejamos templar.

La textura de la tarta de queso será esponjosa y ligera, muy suave, como una nube. Si os gusta más compacta podéis enfriarla durante 2 horas en la nevera.

4

Colocamos en la base del plato la granola y sobre ésta la tarta de queso, finalizamos con la mermelada de frambuesa y la menta seca. Os aseguro que os va a encantar.

Ingredientes

 1 huevo de gallinas felices
 1 yogur 0% natural
 1 cucharadita de miel
 ½ vaina de vainilla natural
 1 cucharada de mermelada de frambuesa sin azúcar
 25 grs de nueces en machacadas
 1 pizca de menta seca

Instrucciones

1

Precalentamos el horno a 160ºC.

2

En un vaso batidor ponemos el huevo junto con el yogur, la vainilla, la miel y la harina de Konjac. Batimos enérgicamente hasta integrar todos los ingredientes.

3

Colocamos la mezcla en dos moldes de silicona y llevamos al horno con calor arriba y abajo durante 20 minutos. Pasados los 20 minutos, sacamos del horno y dejamos templar.

La textura de la tarta de queso será esponjosa y ligera, muy suave, como una nube. Si os gusta más compacta podéis enfriarla durante 2 horas en la nevera.

4

Colocamos en la base del plato la granola y sobre ésta la tarta de queso, finalizamos con la mermelada de frambuesa y la menta seca. Os aseguro que os va a encantar.

Tarta de queso con konjac